INICIO

La Asociación para el Desarrollo Integral de las Victimas de la Violencia en las Verapaces Maya Achí. ADIVIMA, fue fundada en 1994 como una asociación civil de victimas sobrevivientes del conflicto armado interno que busca el desarrollo integral de los mismos, de carácter popular y comunitario sin fines de lucro. Sus esfuerzos es de acompañamiento de los casos de graves violaciones a los Derechos Humanos y del genocidio cometido a la población civil durante el conflicto armado interno. Familias que desean utilizar los procesos legales para el esclarecimiento a la verdad, exigiendo la justicia y la reparación dentro de un marco de reconciliación. Nuestra atención y esfuerzo se concentra en las comunidades inmersas en la pobreza, quienes buscan soluciones legales a sus problemas, tanto colectivos como individuales.

Tal como se conoce la historia terrible que sufrió Guatemala durante el conflicto armado interno durante 36 años, en especial las comunidades indígenas donde fue el escenario de terribles violaciones a los Derechos Humanos, siendo el periodo más sangrientos los años 80s se produjeron masacres indiscriminadas por el Ejército Nacional contra la población civil, en su mayoría del Pueblo maya Achí, en los regímenes de Romeo Lucas García y Efraín Ríos Montt; Como resultado más de 250,000 víctimas, más 45,000 desaparecidos y más de un millón de desplazados, se ha caracterizado como uno de las guerras más sucias en toda Latinoamérica, donde se cometió uno de los actos más horrendos, EL GENOCIDIO contra el pueblo maya Achí.

La región de las Verapaces donde concentramos nuestros esfuerzos, fue la región donde se aplicó el plan de campaña victoria 82 donde se implementó la estrategia de la tierra arrasada, donde miles de familias y comunidades enteras fueron masacradas.

Desde el año de 1,994 nuestros esfuerzos se ha venido enfocado en la búsqueda de acceso a la justicia, nuestras bases son las victimas sobrevivientes del conflicto armado interno hemos denunciado los actos de genocidios y las graves Violaciones a los Derechos Humanos fundamentales, cometidos por el Estado Guatemalteco contra las comunidades durante el conflicto armado interno.

Los esfuerzos en el acompañamiento legal a las y los sobrevivientes para el juzgamiento de los autores materiales e intelectuales, ha implementado un plan de estrategia de litigio de casos paradigmáticos que ha permitido sentar precedentes judiciales de la existencia de planificación y aquiescencia del Estado en la destrucción y desaparición de las comunidades enteras.

Se ha acompañado además a la defensa y auxilio a Defensores y Activistas de Derechos Humanos, que con motivo de sus actividades de promoción de los Derechos Humanos, son perseguidos por el mismo Estado, para reprimir sus demandas.